Chile es uno de los países de Latinoamérica que más ha crecido económicamente en las últimas décadas, siendo reconocido de forma permanente por poseer un clima estable para los negocios y favorable para la inversión extranjera. Sin embargo, este crecimiento y liderazgo económico, no se condice con otros preocupantes números en que lamentablemente, también llevamos la delantera.

Nuestro país es el primero en obesidad y sobrepeso infantil de toda América Latina, llegando las cifras a un 51% en Prekinder, porcentaje que aumenta a un alarmante 62% en Quinto Básico. Los adultos, no nos quedamos atrás; de los 36 países que componen la OCDE, somos superados solamente por Estados Unidos. Hay que recordar que el sedentarismo, principal factor que influye en el sobre peso y obesidad, representa una cuarta parte de las muertes a nivel mundial.

Necesitamos cambios, reencontrarnos con la vitalidad y la salud, no sólo física, sino también mental. Sabemos que gran parte de esta transformación, requiere de un cambio cultural y de mentalidad, por lo que la educación es una de las piezas claves de este escarpado camino.



Muchos establecimientos tienen patios que carecen de infraestructura adecuada para practicar actividad física y muchos otros, solo tienen la típica cancha de baby fútbol, en donde lamentablemente, casi siempre quedan excluidas las mujeres y muchos hombres que no practican este deporte.

El programa «Patios Libres«, creado por Fundación Deportelibre (FDL), es un esfuerzo por devolver la importancia que merece la actividad física, el juego y el deporte, siendo una forma directa de impactar positivamente en el desarrollo integro de niños, niñas y jóvenes.



El programa consta de un alto nivel de innovación y está dividido en tres etapas:

  • Co-diseño

    La primera etapa se centra en el co-diseño de un patio deportivo/recreativo, que puede incluir circuitos de propiocepción, coordinación y destreza, calistenia, escalada, fútbol-tenis, juegos, etc. En donde pueden participar la directiva, centro de alumnos, centro de padres, parbularias(os), profesores de Ed. Física y otros docentes.

  • Construcción

    En la segunda etapa el objetivo es construir el patio que surgió colectivamente tras el co diseño previamente realizado.

  • Seguimiento

    La tercera etapa y final, consta de talleres y capacitación docente, aquí se busca enseñar y dar las herramientas básicas a estudiantes y profesores para que la utilización del patio sea lo más adecuada posible. De este modo, se desarrollan instancias en que los estudiantes juegan y hacen actividad física en recreos, tiempos libres, talleres extra programáticos, además de brindarles nuevas posibilidades e instrumentos a los docentes de educación física.



Miles de estudiantes, en más de 30 colegios y liceos de Renca, Santiago, La Reina, Ñuñoa, Independencia, Paine y La Pintana, ya han sido beneficiados con Patios Libres.