Actualmente, alrededor de 9.317 niñas, niños y jóvenes están siendo atendidos en residencias de protección por grave vulneración a sus derechos. Existe un total de 226 residencias funcionando a nivel nacional los cuales son administradas por organismos colaboradores los cuales son los encargados apoyar a estos niñes y jóvenes los cuales están atravesando por un momento muy complicado en su vida estando lejos de su familia, es por esto que nos hemos propuesto como desafío apoyar a estas residencias a través de un programa deportivo; PATIO LIBRE.

PATIOLIBRE consiste en diseñar y construir junto a niñas, niños y jóvenes un nuevo espacio para el juego, la actividad física y el deporte dentro de las residencias, acompañado de talleres deportivos los cuales creen al habito del deporte, fomentando el desarrollo de habilidades psicosociales las cuales los ayuden a desenvolverse mejor en sociedad y concretar desafíos personales y puedan resolver conflictos en su vida diaria de mejor manera.
Puedes leer más AQUÍ

PRIMER DESAFÍO

Residencia de protección AMOR , PAZ Y ALEGRÍA . Fundación Laura vicuña

Nuestro primer desafío es lograr implementar nuestro programa en la residencia de niñas AMOR, PAZ Y ALEGRÍA, administrada por la Fundación Laura Vicuña, la cual tiene como principal objetivo proteger la dignidad y derechos de  niñas y adolescentes que han sido gravemente vulneradas en sus derechos. Mediante una intervención residencial transitoria a nivel individual, familiar y comunitaria, se busca contribuir a la restitución y reparación de los derechos vulnerados, y conforme a su evolución se reintegre a su círculo familiar ya en un contexto protector y saludable.

La Residencia tiene una capacidad para atender de manera simultánea hasta 20 niñas y adolescentes, quienes no poseen un espacio adecuado para la práctica de deporte y/o actividad física, por lo que a las educadoras se les hace muy complicado fomentar el desarrollo de este tipo de actividades y que a su parecer, deberían tener un carácter prioritario para el buen desarrollo y crecimiento de las niñas.

PRIMER DESAFÍO

Residencia de protección AMOR , PAZ Y ALEGRÍA . Fundación Laura vicuña

Nuestro primer desafío es lograr implementar nuestro programa en la residencia de niñas AMOR, PAZ Y ALEGRÍA, administrada por la Fundación Laura Vicuña, la cual tiene como principal objetivo proteger la dignidad y derechos de  niñas y adolescentes que han sido gravemente vulneradas en sus derechos. Mediante una intervención residencial transitoria a nivel individual, familiar y comunitaria, se busca contribuir a la restitución y reparación de los derechos vulnerados, y conforme a su evolución se reintegre a su círculo familiar ya en un contexto protector y saludable.